06 octubre, 2007

El jinete polaco. Palacio de la Cultura y la Ciencia.

El Palacio de la Cultura y las Ciencias es el edificio más famoso de Varsovia. Normalmente no suelo hacer fotos de los monumentos típicos, pero hay veces en que resulta muy difícil escapar de su poder de atracción. En estos casos intento encontrar enfoques originales; así evito sentirme como un turista idiota y, además, consigo que mi aura de fotógrafo súper creativo quede intacta. Esta foto me gusta porque el edificio sólo ocupa un lugar secundario. La otra mitad de la imagen está dedicada a la enorme avenida desierta. Varsovia es una ciudad de proporciones tan gigantescas que la sensación de vacío es constante. Ese carácter fantasmagórico debería ser lo que la imagen transmitiese.
Para saber un poco más sobre el Palacio de la Cultura y las Ciencias, recomiendo leer Sindrogámico.

4 comentarios:

Alis dijo...

El edificio, gigantesco y decorado con un lujo decadente, realmente impresiona. Cito a Lonely Planet: "alberga una sala de congresos -ésa donde actuaron los Rolling-, tres teatros, un cine multisalas y dos museos, aparte de hectáreas y hectáreas de oficinas. Hasta hay un veterinario oficial que se encarga de los cuidados de los gatos que viven en los pisos subterráneos, a cambio de que mantengan el edificio libre de ratas."
Ahí es nada. Creo que una red de metro no habría estado mal...

nán dijo...

Tu aura ha quedado tan intacta como mi ignorancia sobre la imagen de ese edificio.

Debe ser algo innato a esos pueblos, tengo una encantadorísima sobrinita rubita de origen siberiano, que cuando mi hermana (su abuela) le dijo el regalo que llevaba pasó del tema y le preguntó: "¿Y me lo traes envuelto en ese precioso papel de muñecas?".

¿Y no será que los varsovianos no tienen demasiados deseos de llegar pronto y bien a ningún sitio?

echalotte dijo...

Como ya te he comentado, veo esta foto y me viene a la cabeza Richard Estes. Hace un par de semanas visité la expo del Thyssen y me gustó mucho la idea de los reflejos. Lo más imporesionante es que Richard Estes no es fotógrafo, sino pintor. De cerca se aprecia, pero si ves cuadros suyos en Internet es difícil notar la diferencia.
Esta es una de sus fotos

Rfa. dijo...

Alis: Lo maravilloso de todo el asunto es que todavía sigue funcionando, en parte, como un centro social. ¿Me creeríais si os contase que había unas canchas de baloncesto y un montón de chicos jugando?
NáN: Cuando lleguamos a Varsovia estábamos perdidos, le preguntamos a unos mecánicos por el camping y nos llevaron ellos mismos en coche. Tardamos un periquete.
Echalotte: Richard Estes también juega con escaparates y reflejos. Tienes razón, no lo había pensado. Gracias.