21 octubre, 2007

El jinete polaco. Cruz en la carretera.

Polonia es el país donde más miedo he pasado con el coche. Encontrarte a un tío que viene de frente dándote las largas porque está adelantando y tú le estorbas es lo más normal del mundo. Al principio te asustas, pero luego aprendes que basta con echar el coche a un lado para dejarle pasar. Donde caben dos, caben tres. Aun así, debe de haber un montón de accidentes porque las carreteras están plagadas de cruces como la de esta foto. Cada pueblo tiene una junto a su entrada, y a veces también en la salida. Después de ver muchísimas llegamos a la conclusión de que se trataba de algún tipo de protección para los conductores. La mayoría de ellas son más grandes que la de la foto y están adornadas con macetas o guirnaldas de colores. Si yo he escogido ésta es porque me gusta que aparezca un señor en la imagen. Y porque me impresiona que ese señor, además, esté descalzo.

1 comentario:

nán dijo...

no le había visto el pie descalzo, por lo difícil de quitar la mirada de la valla que marca la "propiedad".

¿No desaparecen demasiado pronto las fotos de la "primera página"?