18 junio, 2007

Paisajes habitados. Montjüic.

¿Quienes son los mejores amigos de un fotógrafo? Los perros y los reflejos. Los perros, porque posan con naturalidad sin que tengas que darles explicaciones. Y los reflejos porque siempre ofrecen un punto de vista adicional. Cada vez que voy a hacer una foto miro a mi alrededor y pienso: “¿hay algún perro cerca? ¿algún reflejo?”. Y si tengo suerte, a lo mejor los tengo a los dos. Como me pasó en Barcelona cuando subí a Montjüic. Lo que podría haber sido una estampa típica del museo se convirtió, gracias estos dos grandes amigos, en una imagen extraña que transmite sensación de vacío.
Probablemente haya quien piense que todo esto es una exageración. Pero sólo tiene que echar un ojo a las fotos de Paisajes habitados que hay en Artépolis para comprobar que no, que los reflejos y los perros son aliados inestimables. Eso sí: tendrá que hacerlo hasta el 2 de julio. ¡A correr!

3 comentarios:

Fetish femina dijo...

Cuando vi esta imagen dije: no puede ser... ¡es Montjuic!. Se alinearon los planetas a tu favor y supiste plasmarlo: me encanta.

Á. Matía dijo...

"Los reflejos son los mejores amigos de un fotógrafo" Me encanta.

¿Puedo pregutarte a qué te dedicas?

Rfa. dijo...

Gracias Fetish Femina. Es un honor.
Y a ti, á. matía, te contesto que sí, que me puedes preguntar a qué me dedico. Soy domador de leones en el circo italiano. Y Alis, mi compañera de aventuras en este blog, es la funambulista. ¿Qué te parece? ¿A que no te lo esperabas?