06 junio, 2007

Paisajes habitados. Charco.

Esta foto es una de las más controvertidas de Paisajes habitados porque mucha gente no se da cuenta de lo que retrata en realidad. La hice en Berlín, en el mercado de Am Mauer Park -el más molón de toda la ciudad-, un día de lluvia. Y lo que se ve es, simplemente, el reflejo de una chica en un charco. Lo único que yo he hecho ha sido darle la vuelta, para que se más difícil percibirlo. me atrae mucho la ambigüedad de las líneas que deforman la imagen. Hay quien me ha dicho que eran ondas de calor que emanaban del suelo, como en los días tórridos de verano. Y también los hay que pensaban que yo había introducido algún retoque conPhotoshop. Pero no: las líneas son, simplemente, las ondas que ha producido la chica un segundo antes, cuando ha pisado el charco. Creo que basta con el título y una pizca de observación para notarlo. Pero al ver la foto colgada en Artépolis, la gente me dice que sería mejor si le diese la vuelta. Como siempre, estoy abierto a opiniones.

3 comentarios:

LIA dijo...

Interesante

n. dijo...

Mmmm, creo que yo estaba entre los partidarios de ponerla boca abajo, por el simple hecho de que me parecía que se comprendía mucho mejor. Aunque por otra parte me encanta el extraño efecto de las olas, que como bien dijo ayer alguien le daba a la foto un aspecto de paisaje desértico. ¡Dioss, quiero una personalidad ya!

Alis dijo...

Yo soy definitivamente partidaria de ponerla boca abajo.
Si la foto ya es inquietante por esas ondas que deforman la imagen, ¡imaginad el efecto que tendría el ver a la chica "patas arriba"!