27 agosto, 2007

Trilogía de la venganza (y III). Sympathy for lady Vengeance

Sympathy for lady Vengeance, la tercera película de la trilogía de Park Chan-wook sobre la revancha, es difícil de asimilar. Uno tiene la sensación de que el director coreano no sabía muy bien cómo filmar su historia, que se ha perdido en pirotecnias de guión y de montaje y que en el camino se ha dejado ambigüedades morales de enorme atractivo. Pero claro, a lo mejor es que uno no se ha enterado de nada. Por eso, lo mejor es leerse de cabo a rabo la hoja de promoción, a ver si da alguna clave. ¿Qué quería usted contar con esta película, señor Chan-wook? “Quería que la venganza fuera un acto de redención, llevada a cabo por una persona que busca la salvación de su alma”. Ah, era eso. ¡Con razón tenía uno la sensación de que ya no era usted tan ambiguo! ¿Cómo iba a serlo, si desde el principio tomaba usted parte por su protagonista? Ya que estamos, otra pregunta. ¿Por qué su película no tiene un estilo definido? “El principal factor que decide mi próximo proyecto es la medida en que éste está relacionado con mi obra precedente”. Claro: como Sympathy for Mr. Vengeance era sobria y Oldboy era manierista, para no repetirse ha optado usted por quedarse a mitad de camino, ni chicha ni limoná, ¿no? Muy bien, gracias por sus respuestas. Ahora ya no cuesta comprender por qué su última película realmente es la peor de la trilogía: porque presta mucha más atención al fondo que a la forma. Menudo despiste, señor Chan-wook, menudo despiste. Dan ganas de vengarse de usted.

5 comentarios:

Á. Matía dijo...

Como siempre, tomaré nota de lo que nos dices

Un abrazo

manuel-tuccitano dijo...

JO..como tienes el blog de venganzas...dice mi mujer que si aqui me inspiro para ver las peliculas que le pongo por la noche...un saludo

Alfil dijo...

Hoy vi este libro en una tienda y me acordé de esta serie de venganzas:
"Manual de la venganza" de Pal D. Ekran, ediciones La Fábrica.
Por si alguien quiere acometer venganzas un poco menos enrevesadas.

Á. Matía dijo...

¿Aún sigues vengandote?

J.M. dijo...

A mi me encantó, que le vamos a hacer.
A pesar del impacto que me causó "Oldboy", esta última película la disfruté como pocas. Será que me rendí desde el principio a la contemplación de la protagonista, y no busqué más allá de la superficie.