31 agosto, 2007

Girlshouse: Médem vs Tarantino.

¿En qué se parecen Julio Médem y Quentin Tarantino? A primera vista, en nada. Pero si uno se para a pensar un poco, descubre que en realidad no están tan lejos. Sobre todo porque, de un tiempo a esta parte, los dos se empeñan en rodar películas sobre mujeres. Primero vinieron Kill Bill y Lucía y el sexo, y ahora se estrenan Death Proof y Caótica Ana. Dos películas dirigidas por hombres que aspiran a trazar un retrato de la mujer de hoy. ¿Cuál de las dos está más cerca de lograrlo? Yo, como no soy mujer, no puedo llegar a una conclusión definitiva. Pero sí puedo hacer algunas observaciones que, con suerte, ayudarán a clarificar un poco el asunto.
Desde mi punto de vista, la clave está en la forma que cada uno tiene de mirar a la mujer. En Caótica Ana, la mirada de Médem es comprensiva, mientras que en Death proof Tarantino observa cómplice. Parecen matices insignificantes, pero no lo son. En el fondo, la comprensión está mucho más cerca de la compasión que la complicidad. La mujer que el director español retrata es una víctima del hombre, que la somete y que la hace dependiente. Como dice el personaje de Bebe, la caótica Ana pertenece al género de las “putas”, y su condena eterna será necesitar follarse al macho-Médem para sentirse completa. La mujer de Death proof, por el contrario, no está atada al hombre. Baila, se emborracha, conduce y tiene conversaciones interminables con sus colegas sin pensar en todos los tíos que podría cepillarse. En el mundo de Médem los dos géneros están enfrentados por naturalezas irreconciliables y la mujer lleva las de perder, mientras que en el de Tarantino no. De lo cual se desprende que Julito, por mucho que vaya de progre, tiene una visión totalmente condescendiente de las tías y acaba resultando un feminista de pacotilla, frente al buen rollo, la sana complicidad y -sobre todo- la falta de pretenciosidad del amigo Quentin. Bravo por Quentin.

7 comentarios:

Kay dijo...

Tengo muchas ganas de ver Death Proof!!

Alis dijo...

Totalmente de acuerdo en que el retrato supuestamente feminista que hace Medem de la mujer parte de supuestos machistas; el personaje de Bebe (si bien uno de los mejor interpretados, qué pena decirlo), me rebentó con su interminable letanía odiaalostíostodossonunosguarros.
Sin embargo, me parece que la visión de la mujer de Tarantino, por exagerada, falta también a la verdad: para ser auténticamente feminista tampoco creo que haya que pintar a las mujeres como machos con tetas...
De hecho, no creo que haya que ser feminista en absoluto, ni hacer cine "de mujeres", sino más bien ser igualista y hacer pelis "de personas".

Á. Matía dijo...

Oye, un punto de vista interesante:

Julio Medem me da mucha pereza y estoy de acuerdo en que roza el feminismo absurdo. Caótica Ana me niego a verla. Ver a Bebe hace que mi estomago de vueltas sin parar. Va a ser que no la trago. Pero ni un poco.

Y, Tarantio... Mi querido Tarantino, (y a la vez odiado Tarantino). Tiene razón Alis que no hace falta pintar a las mujeres como machos con tetas. Aunque, sinceramente, la visión que Quentin tiene de las personas y de las cosas va mucho más allá que la de Medem. Vamos, que me da que es bastante más inteligente que Julio

Un saludo

manuel-tuccitano dijo...

Juli Meden...bueno va haciendo cosas...Tarantino es un maestro...

Ka dijo...

oye mucho cine,no?? yo estoy esperando algo de arte...ALIS!!escribeme algo, que me gusta leerte.
Me voy a dublin...q es de ti?
besitos!
Carol

Á. Matía dijo...

Ayer ví Death Proff

Me encantó

Alis dijo...

Gracias por el cumplido, ka. No paro, y de ahí que escaseen mis entradas en mitte... A ver si recupero pronto la a veces adorable rutina.
¡Pásalo bien en Dublín!