24 agosto, 2007

Empatizando con la venganza



Ya que de venganzas va el tema, se me ha ocurrido comparar, pues las he visto ambas recientemente, a Sympathy... con La novia vestía de negro, de Tuffaut.

Dejando a un lado que, a mi parecer, la segunda deja mucho que desear, me ha llamado la atención el muy diferente tratamiento de un mismo tema que muestran las dos pelis: Chan-wook Park parece encontrar un lado humano y hasta comprensible en el sentimiento de la venganza, e incluso ya desde el título sugiere que tengamos empatía hacia aquellos que lo sufren. No es casualidad, quizá, que haya escogido como vengador a un chaval sordomudo e indefenso que lo primero que suscita es nuestra compasión, y que es vapuleado y timado continuamente. Truffaut, sin embargo, al elegir como vengadora a una novia-viuda desequilibrada y calculadora anula cualquier duda que el espectador pudiera tener sobre la censura o no de sus delitos -además de, por cierto, quedarse tan sólo con la imagen más superficial y típica de la femme-fatale-. Por si esto fuera poco, elabora una retorcida historia que acaba descubriéndonos que el crimen que la novia-viuda quiere vengar no fue fruto de la fechoría de unos delincuentes, sino una mera casualidad fatal.

Parece evidente: el sordomudo tiene más derecho a vengarse que la novia loca. Nuestros principios dicen, por supuesto, que no, que todos somos iguales ante la ley, y que tan delito es lo uno como lo otro. Pero, ¿acaso hay alguien que pueda afirmar que nunca ha empatizado con una venganza de oprimidos contra malvados? Bonito dilema moral nos has creado con tus recomendaciones cinematográficas, Rfa. ...

3 comentarios:

manuel-tuccitano dijo...

No conocía esas películas...están en español??? Saludos

Alis dijo...

En español seguro que puedes verlas, que los dvd te dejan todas las opciones. Sin embargo, manuel-tuccitano, mi recomendación es que las veas en versión original. ¿No crees que al doblar una peli se transforma ésta? Por otra parte, escuchar francés siempre es algo sofisticado, y el coreano supone un timbre tan diferente al nuestro que no debes perdértelo.

Rfa. dijo...

Lamento decirte, querida, que sólo me interesa la venganza como material dramático. Casi nunca juzgo moralmente lo que hacen los personajes de las películas. En todo caso me preocuparía el posible mensaje que el director haya querido colarme, pero no las anécdotas de la trama. No he visto La novia vestía de negro, pero tu descripción me ha hecho pensar en Kill Bill: "una novia-viuda desequilibrada y calculadora" que va por la vida buscando revancha. ¿Se empatiza con ella? Pues claro. ¿A pesar de que vaya por ahí montando carnicerías? Igual.
A pesar de todo, prometo buscar la peli de Truffaut y opinar con más juicio.