20 abril, 2007

Proyecto Sesiones Dobles. 2046.

Para seguir con el Proyecto Sesiones Dobles propongo reflexionar sobre segundas partes. ¿Cómo se hace la segunda parte de una película? Parece una pregunta tonta, pero no lo es. ¿Qué elementos hay que mantener para que se repita la magia de la historia anterior? En 2046, Wong Kar-Wai sólo repite con el protagonista y con un número de habitación de In the mood for love. Todo lo demás es diferente. ¿Basta con eso para que las dos películas sean un díptico? Yo creo que sí. Pero también pienso que es una cagada. Me parece un disparate pretender unir películas tan dispares. Si Wong Kar-Wai quería renunciar a las claves de In the mood for love tendría que haberse embarcado en un proyecto diferente, y punto. Y si lo que quería era filmar una segunda parte, entonces tenía que haber sido más fiel al espíritu de la primera. Más tangos, más represión, más deseo contenido, más travellings ralentizados. Pero después de ver 2046, uno tiene la sensación de que Wong Kar-Wai ha estado más pendiente de no repetirse que de filmar con sentido. ¿Resultado? Una película dispersa que fracasa en todos los frentes: en ser segunda parte y en ser, sencillamente, película. Menuda decepción.
El Proyecto Sesiones Dobles continúa si se pincha en "leer más".

Los demás blogs implicados son: Books&Films, ¿Y si esta vez te quedaras?, Cineahora, Cinematic World, El día del cazador, El séptimo arte, El diario de Mr. Macguffin, Marco Velez, Himnem, Fabrica de ilusiones, Padded Room: Chronics floor, El lamento de Portnoy, La mujer justa, Bogotá 35MM, Ojo de buey, Viaje a Itaca, Sesión Doble, Ekilore, Rulemanes para Telémaco, mitte, La Linterna Mágica y The Observer.

10 comentarios:

Luis dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Hatt dijo...

Vaya dureza :P, menos mal que comentaba en algún post que no había ninguna voz en contra...

Ahora en serio. Creo que más que una segunda parte es otra visión del mismo personaje. De acuerdo en que el personaje es el mismo, como algunas de las actrices, pero a la vez no es el mismo, ni ellas actúan y se comportan igual. Por eso aludía en mi comentario de la película a la existencia de un mundo, de un "universo", que era revisitado a lo largo de ese tríptico que formaría este programa doble con "Days of Being Wild". Y esas vueltas no siempre se harían desde un mismo punto de vista. Y ese cambio hacia el personaje masculino -que es el que narra toda la historia con una voz en "off" omnipresente y el que en el fondo quiere recuperar su pasado- hacia una vertiente más de "playboy" y seductor, es quizás lo que permita entender la inclusión del sexo.

Pol dijo...

Es que no creo que haya que ver 2046 como una segunda parte sino una continuacion de la misma historia. No creo que quiera evitar repetirse ya que el personaje ha sufrido una total trasnformacion. Los romances que ha vivo lo han marcado de tal modo que su posicion ante el mundo y las mujeres es totalmente diferente.

Saludos!

Rfa. dijo...

SPOILER
A mí me pareció casi sacrílego que Wong Kar-Wai retomase el personaje de In the mood for love para convertirlo en un playboy. Cada vez que le veía levantar la ceja en plan seductor me ponía rojo de ira. Esas cosas no pueden hacerse, por Dios. Hay que tener un mínimo respeto por lo que uno ha hecho antes, ¿no?
FIN DE SPOILER
Pese a lo que tú apuntas, Pol, sospecho que Wong Kar-Wai sí evita repetirse. Creo que es absolutamente consciente de las claves de su película anterior, y que intenta hacer otra que, siendo parte de lo mismo, sea completamente distinta. Si te fijas, en 2046 apenas hay movimientos de cámara ralentizados, como ocurría en In the mood for love. Intuyo que el director ha renunciado a ellos deliberadamente para buscar un nuevo lenguaje, para que sólo puedas asociar ese recurso a esa película concreta. Me parece una decisión valiente y muy razonable, pero conlleva una curiosa paradoja. Precisamente por negarte a hacer algo, ese algo se percibe porque deja de estar. ¿Comprendes? Una ausencia deja tanta huella como una presencia.

Pol dijo...

Entiendo lo que dices..." A veces expresas más con lo que dejas de hacer que con lo que haces". Sin duda los recursos no utilizados por Kar-Wai no aparezcan pq el no ha querido, sin duda...Quizás lo peor es la comparacion...en mi caso al ver antes 2046, el background de Dseando Amar no lo tenia...En fin, quisiera repetirso o no...son dos grandisimas pelis!


Saludos!

Natalia Book dijo...

Siento no estar de acuerdo. Pero ya saes que a mí 2046 me parece una película bastante buena.
Es una continuación, lo que no quiere decir que sea una segunda parte.
Creo que da respuesta a las preguntas de In the mood.
¿La solución? La búsqueda eterna de ese lugar en el que somos felices, esa esquina de nuestra mente en que somos totalmente libres y podemos hacer realidad y cambiar cualquier pasado.
Esa es mi idea. Más de una persona me hadicho que esto es una chorrada. Pero bueno, así lo veo ya. Y más cosas que podría añadir.
Saludos

marcbranches dijo...

Creo que aplicar el concepto standarizado de "segunda parte" a esta película no es la mejor manera de verla. Es un punto de vista distinto sobre las relaciones emtre hombres y mujeres: un descenso a lo terrenal desde la imposibilidad de alcanzar la plenitud. Chow, después de la experiencia sentimental anterior, se transforma en un buscador de oro profesional, en busca de la pepita perfecta que un día acarició. Desde ese prisma, no es tan extraño el cambio de actitud del personaje. En realidad, sigue siendo tan desesperadamente romántico como en "In the mood..". El que no lo es, en todo caso, es el propio Wong Kar-Wai. "2046" es el pesimismo después de "In the mood for love", el pasado que se escapa. A mí me parece tan coherente como fascinante.

Por cierto, te has olvidado de incluir nuestro blog en la lista de participantes...

Rfa. dijo...

Estoy con Marbranches cuando dice que la cosa no está muy clara, que 2046 no es una segunda parte al uso. Por eso he escrito este post. Pero aun así, no se puede negar que Wong Kar-Wai sigue en la órbita de In the mood for love. O sea, que es una segunda parte (y que cada cual decida cómo de "estandarizada" es esa segunda parte). Yo creo que lo más interesante habría sido filmar una historia rotundamente nueva, diferente, pero que encajase en el mismo puzzle humano y sentimental. En la misma visión del mundo.
Y a ti, Natalia Book, te cuento que si realmente 2046 es una respuesta a todas las preguntas que se formulaban en In the mood for love, entonces va a ser que eran preguntas capciosas. Y eso sería tramposo.

Natalia Book dijo...

Es cierto, Rfa. Tienes razón. Lo que no se es si WKW tenía en mente las dos películas o 2046 se le ocurrió después de haberse metido en In the Mood. Probablemente ese dato nos daría respuesta al tipo de rpeguntas que responde o incluso a si responde a alguna pregunta, ya que mi interpretación es totalmente subjetiva.
Saludos

Rfa. dijo...

Natalia Book, creo que filmó las dos películas a la misma vez. Pero iba improvisando todo el tiempo, así que no se puede hablar de un proyecto cerrado a priori. Tengo entendido que Wong Kar-Wai rueda sin guión. Y debe de ser muy indeciso, porque rehace sus películas constantemente mientras las está filmando. Creo que me interesan mucho más pelis terminadas que su forma de trabajar.