03 junio, 2008

Payasos (IV). Dalí.

En 1936, apenas quince días antes de que estallase la Guerra Civil, Dalí estuvo a punto de morir asfixiado dentro de un traje de buzo. Ocurrió en Londres, en mitad de una conferencia. Nuestro amigo había tenido la genial idea de dar su charla con una escafandra, qué divertido, sin pensar en los riesgos que ello podría traer consigo. En mitad de la conferencia empezó a faltarle el aire y para salvarle la vida tuvieron que romper la escafandra a martillazos. Lo retorcido del asunto es que todo ocurrió delante de una audiencia que aplaudía entusiasmada. La gente, claro, había pagado por ver un espectáculo surrealista, y ni se imaginó que todo aquello fuese real. ¿Qué debió de sentir el ínclito Dalí mientras se mofaban de su muerte en directo? Me gusta pensar que, en ese preciso instante, comprendió que la clave de todo éxito estaba en garantizar el espectáculo. Y hasta que llegó su siguiente muerte en directo (con banda sonora de MECANO) ya nadie tuvo claro lo que era en realidad, si un artista o un payaso. Para ilustrar esta curiosa paradoja dejo aquí un vídeo de los años 50 donde el pintor trata de explicar a qué se dedica. Está en inglés y no tiene subtítulos, pero es impagable.

4 comentarios:

Alis dijo...

Directo en el clavo.
Del vídeo, las mejores partes son cuando el tío chulo se declara deportista y cuando el presentador se resiste a creer que sea escritor.
De lo de la escafandra no tenía ni idea!

chicoutimi dijo...

Qué divertido! Y qué chulería, desde luego! Y qué concursos más culturetas tenía la televisión americana en los 50, no?
Por cierto, yo tampoco conocía la historia de la escafandra, y es muy curiosa. Me recuerda, salvando las distancias, a aquél tipo que se apuñaló en el escenario en un concierto de los Cure, y la gente vitoreaba creyendo que era parte del espectáculo. Es para pensar, no?

Anónimo dijo...

impagable

LAPOR dijo...

hola. buena historia, la caraB del Dalí con huevo frito en la solapa de la chaqueta, cual pañuelo. El personaje por excelencia, siempre pensé que Dali es lo que la gente cree que fue Warhol.Me temo qu en le importaría demasiado lo que la gente pensase, incluso del espectáculo de su muerte. Te seguiré leyendo, en sindrogámico hablan maravillas de ti. saludos!