09 enero, 2008

La curiosidad mató al gato.

Uno de los fenómenos más curiosos de internet en 2007 ha sido un vídeo que, paradójicamente, nadie es capaz de ver. Se titula 2 girls, 1 cup, y si uno lo busca en youtube sólo encuentra reacciones de gente que lo está mirando. A juzgar por la cara que ponen, lo que ven no les gusta absolutamente nada. Del vídeo original, ni rastro; uno tiene que imaginárselo a partir de la música que se escucha y de las caras de repugnancia o sorpresa del personal. Por supuesto, enseguida se siente curiosidad: "¿cómo será el vídeo, que provoca reacciones tan extremas? ¿Lo busco o no lo busco?". Yo soy demasiado curioso como para resistirme, y al final lo busqué. Sólo aguanté tres o cuatro segundos delante de la pantalla antes de levantarme y dejar de mirar. Grité, se me revolvió el estómago y sentí un asco profundo. Sabía que me iba a pasar eso porque había visto a un montón de gente sintiendo lo mismo que yo, pero la curiosidad fue más fuerte que el miedo. Y eso es precisamente lo que me llama la atención de este fenómeno: el poder de sugestión que tiene. Por eso, en lugar de colgar aquí un link a la página donde está el vídeo original, he preferido colgar sólo algunas reacciones. Si alguien quiere seguir tirando de la hebra y está dispuesto a teclear "2 girls 1 cup" en Google, eso es cosa suya. Pero que conste que yo no lo recomiendo...

10 comentarios:

n. dijo...

¡Ja, ja, ja, qué grande, me he reído muchísimo! Pero ahora me has puesto en un brete, porque por un lado tengo muchísima curiosidad por ver el vídeo y por otro me da un poco de miedo. Esta noche lo pensaré, y si lo veo ya te contaré. Yo apuesto porque la curiosidad me va a matar.

chicoutimi dijo...

Yo estoy igual, en el mismo brete. Esta mañana he oido en No Somos Nadie el comentario sobre este vídeo y estas reacciones, y me ha entrado la curiosidad. Ahora lo veo aquí de nuevo y la curiosidad aumenta, pero el miedo también. Me hace pensar qué demonios puede ser tan tremendo, después de todo lo que se ha visto ya en internet, cine y televisión, que en teoría debería habernos curtido (¿no?), como para provocar semejante desagrado. Creo que yo también necesitaré una jornada de reflexión...

Miguel dijo...

Jajaja, yo conseguí verlo entero hace un par de semanas, pero casi muero. Estoy harto de que la gente anuncie tal o cual vídeo o experiencia como algo difícil de ver y luego sea una tontería. Pero esto casi me supera. Fue todo un reto. Y mi primera reacción fue la misma que la tuya. Lo que cabe preguntarnos, y no con ánimo de moralina, es por qué no somos capaces de ver eso y apenas si nos conmovemos con un asesinato en directo.

n. dijo...

El gato ha muerto. Después de que dos colegas del curro me hayan jurado odio eterno tras hacerles picar, no he podido aguantar más y lo he visto (eso sí, no he grabado mi reacción). Si descontextualizas un poco (vamos, si niegas que lo que estás viendo es lo que estás viendo), el vídeo es soportable, pero no es nada recomendable para estómagos sensibles. Jeje, esta vez no te daré las gracias por la recomendación, aunque me he reído muchísimo viendo las reacciones.

mikto kuai dijo...

...ando deshojando la margarita..., ¿de verdad que el vídeo no es una estupidez y todo esto no es más que un juego compinchado?... me tenéis en ascuas...

chicoutimi dijo...

No es una estupidez, mikto, realmente es desagradable. Mi curiosidad también me hizo buscarlo, pero sólo aguanté un par de segundos, como Rfa. Viendo por dónde iban los tiros, pensé que no necesitaba continuar...mi estómago es de los sensibles...Lo mejor, estoy con n., es ver las reacciones de la gente.

echalotte dijo...

Me arrepiento de haberlo visto, pero probablemente, si se repitiera el fenómeno con otro video, volvería a verlo...

César dijo...

Yo recuerdo que vi antes la página original que las reacciones; y me paso lo que a Rafa, en dos o tres segundos cerré aquella horrible visión; pero al ver que en los videos de las reacciones lo peor estaba casi al final decidi verlo entero.
¿Masoquismo?

NADA RECOMENDABLE, pero curioso suceso.

Mega dijo...

Pues siento disentir con vosotros. A mí lo asqueroso o repulsivo nunca me ha despertado la curiosidad. Más bien me ha convencido, como ahora vuestros comentarios, en que no vale la pena darle un disgusto a mi estómago.

¡Y me quedo tan pancha!

;-)

Walter Kung Fu dijo...

Por suerte, superé la tentación y opté por no verlo, no había necesidad de hacerlo.